Desaparecidos Pilar

Las víctimas del terrorismo de Estado en el Partido de Pilar

Dunayevich Gabriel Eduardo

C.I N°5.863.858.
Testimonio N° 3105.
Declaración N° 953.

Era estudiante secundario, fue secuestrado el día 29 de Mayo de 1976, en la vía pública en Capital Federal, y visto con vida en el Centro Clandestino de Detención conocido como “El Vesubio”. Su cuerpo fue hallado dentro de un vehículo junto con Leticia y Federico, el 3 de Julio de 1976, en Del Viso.

Síntesis del caso presentado en el expediente del Archivo del Estado de Israel, Ministerio del Exterior, 7119/34 (extracto):

Gabriel Eduardo Dunayevich, secuestrado y desaparecido el 29.5.1976 a los 18 años.
Fecha de nacimiento: 11.1.1958
Ciudadanía argentina, No. de documento: 5.863.858
Expediente CONADEP: C 953 [1602]
Madre: Julia Braun
Padre: Mariano Dunayevich

Breve descripción del caso:

Alumno del Colegio Nacional de Buenos Aires y activo en la Unión de Estudiantes Secundarios. Secuestrado por la policía en la calle Santa Fe esquina Uruguay en Buenos Aires, junto a su compañera Leticia Akselman. En un comienzo fue mantenido en la comisaría 17a. Luego en el campo de detención El Vesubio, donde fue visto por Alicia Elena Carriquiriborde. De ahí fue "trasladado" el 3.7.1976 y asesinado en la zona de Del Viso en la Provincia de Buenos Aires. Su foto fue identificada por un compañero que fue a testimoniar en el juicio por el asesinato en Fátima y vio el expediente del "triple asesinato en Del Viso". Junto con él fueron asesinados Leticia Akselman y Federico Martul.

Fue enterrado en una tumba anónima (N.N.). Su cuerpo fue exhumado por el Equipo de Antropología Forense y trasladado a La Plata para su identificación.

Al no haber señales que permitieran una identificación, en 1983 sus restos fueron trasladados a una fosa común por orden del juez.

Los restos de su compañera fueron identificados y sepultados en un cementerio al lado de la tumba de su madre.

Suposición sobre lugar de entierro: Cementerio de Boulogne.

Testimonio sobre su detención: Fue visto por compañeros de Colegio Nacional de Buenos Aires, y por Alicia Elena Carriquiriborde. A mediados de 1978 se recibió información de la embajada de Estados Unidos, que había estado en Campo de Mayo junto con Mirta Lovazzano.

Testimonio sobre antisemitismo: Carriquiriborde atestigua que fue torturado con mayor saña por ser judío. Cuando lo conducían a los interrogatorios, lo insultaban por ser judío.

Testimonio presentado por Julia Braun en audiencia realizada en Buenos Aires el 10.9.2001, frente a funcionarios de la embajada de Israel:

P.A: Pido disculpas, tuve otras reuniones aquí antes. Hoy comenzamos la segunda semana de recibir testimonios, y cada uno de estos testimonios no sólo nos comprometen más a nosotros como comisión sino que nos permite comprender el tema de una manera mejor. Quizás este sea un seminario muy triste pero importante, para poder recibir en una forma ordenada los datos queremos que comiences tú y que relates que pasó antes durante y después de la desaparición y luego haremos las preguntas que correspondan. Por favor comience con su nombre y el nombre de su hijo.

J.B: Mi nombre es Julia Braun, y mi hijo se llamaba Gabriel Eduardo Dunayevich, él tenía 18 años cuando desapareció, el 29 de mayo de 1976, era alumno del Colegio Nacional Buenos Aires, y participaba de la UES, Unión de Estudiantes Secundarios, él fue secuestrado caminando por la calle en pleno centro de Buenos Aires, en la Avenida Santa Fe y Uruguay por un patrullero de la Policía Federal.

P.A: ¿Alguien vio e identificó que era una patrulla oficial de la Policía Federal?

J.B: Sí, era un coche de la Comisaría 17. Gabriel caminaba con tres amigos más, eran dos muchachos y dos chicas que iban caminando por la calle, a Gabriel y a la otra chica compañera del colegio los detuvieron y los otros dos chicos que venían caminando unos pasos más atrás lo vieron.

E.Z: ¿Cómo se llamaba la chica?

J.B: Traje toda la documentación, en este momento no me acuerdo. Los chicos que fueron testigos presenciales fueron los que me comunicaron lo que había ocurrido.

P.A: ¿Según lo que supone, los otros no fueron detenidos por el hecho de que venían caminando más atrás?

J.B: Se supone que sí, porque eran cuatro amigos de la misma edad del mismo grupo, es más, venían de una reunión política, los cuatro habían salido. Quiero recordar que el 29 de mayo era el día del ejército, y la ciudad estaba siendo patrullada, parecía una ciudad tomada por el ejército, la policía, todas las armas estaban en la calle. Bueno, el hecho ocurrió un día sábado alrededor de las seis o siete de la tarde, me llamó por teléfono el padre de esta amiga de Gabriel que estaba caminando con él, este señor era un amigo mío, se me fueron los nombres, pero puedo dárselos, y ese llamado fue a las tres de la mañana esperamos con el papá de Gabriel hasta las cinco, seis de la mañana sin saber qué hacer, mi marido fue a la comisaría a hacer la denuncia a decir que había ocurrido esto, que teníamos conocimiento que era un coche de la policía, y negaron que Gabriel estuviera en la comisaría.

Muchos años después, tuvimos la comunicación de un testigo de la detención clandestina de Gabriel, supimos que Gabriel pasó por la comisaría 17, había un centro clandestino de detención de corto plazo, por dos o tres días estuvo allí, hasta que los llevaron al centro clandestino de detención el Vesubio. Por supuesto que estos datos los tuvimos mucho tiempo después.

En ese momento hicimos todas las denuncias que en ese momento podíamos hacer como presentación de Habeas Corpus varias, y lo que era habitual se iba a buscar o averiguar en el primer cuerpo de ejército, por ejemplo, al vicario castrense, la cárcel de Villa Devoto, y lo que era habitual. Por supuesto todas las respuestas eran negativas, ese año en un momento dado, Gabriel tenía 18 años y por lo tanto tenía que hacer el servicio militar y recibimos una citación del ejército bajo apercibimiento que si no se presentaba iba a ser considerado desertor. También presentamos al ejército.

Ah, mi segundo hijo es de nacionalidad norteamericana y entonces hicimos la denuncia en la embajada americana al agregado de Derechos Humanos, Harris, y debido a que era un hermano de un ciudadano norteamericano, también se elevó una denuncia en el congreso norteamericano. Esto fue así sin ninguna información acerca de Gabriel hasta que en el año 81, puede ser... 82 recibimos un llamado del juzgado de Mercedes, provincia de Buenos Aires, el juez pedía que mi marido y yo nos presentemos al juzgado porque había alguna novedad acerca de Gabriel. En el juzgado nos enteramos que ese juzgado estaba haciendo una investigación sobre un hecho que se llamó “Masacre de Fátima” que fue la explosión de una cantidad de cuerpos de desaparecidos en Fátima y allí se había presentado como testigo para los desaparecidos de Fátima un compañero de colegio de Gabriel, el juez tenía la impresión de que había ... En ese juzgado también había una causa que se caratulaba por la policía “triple asesinato de Del Viso”. Del Viso es una localidad de la provincia de Buenos Aires.

Como había fotos de los tres chicos asesinados, el compañero de Gabriel que había ido a testificar por la otra causa, por Fátima, reconoció a Gabriel en la foto, por eso nos enteramos, el juez nos citó y nos enteramos lo siguiente: En el juzgado había un grueso prontuario que tengo acá la copia caratulado como dije “el triple asesinato de Del Viso” . La policía caratuló así al hecho de que habían aparecido asesinados por ametralladoras tres jóvenes en los que estaba Gabriel, estos tres jóvenes habían aparecidos en una calle de Del Viso asesinados y habían simulado un asesinato que la policía investigaba como asesinato y que era lisa y llanamente el fusilamiento de Gabriel, un compañero Federico Martul, y otra compañera Leticia Akselman. En el expediente que es muy largo figura también la autopsia de los tres chicos con fotografías, una cantidad de investigaciones que supuestamente hizo la policía y que habían sido sepultados como NN en el cementerio de Boulogne.

No, en realidad no fue así, me rectifico; Gabriel y Leticia fueron sepultados como NN en realidad, en esta causa policial decía que habían investigado la identidad de los chicos pero que no habían podido identificarlos mientras que el cuerpo Federico Martul fue entregado a su familia. Fuimos a averiguar unos días después a Del Viso al lugar del asesinato, los vecinos tenían muy presente ese hecho, hablamos con muchos vecinos del lugar que nos contaron que habían oído las ráfagas de ametralladoras a media noche, sirenas de autos y a la mañana siguiente, puesto que nadie se había atrevido a salir de sus casas, era un barrio pobre, encontraron a los tres chicos, tres cuerpos con carteles que decían “Yo fui montonero”.

La policía recién llegó al mediodía, después de muchas horas y fraguó todo. Esto ocurrió el 3 de julio del 76.

P.A: Es decir un mes y medio después del secuestro.

J.B: Un mes y medio. En el año 83 después de la caída de la dictadura, recibimos un llamado de una mujer que estaba exilada en México y que volvía a Buenos Aires para cumplir una misión y nos dice que tiene una información acerca de Gabriel, si queríamos recibirla y escucharla y la recibimos. Su apellido es Carriquiriborde era una militante cordobesa, había estado detenida y nos cuenta que había estado detenida en el Vesubio con Gabriel por eso supimos que Gabriel estuvo allí. Nos cuenta que habían estado en el sótano del edificio de Vesubio esposados con Gabriel que estaba en el suelo junto con Gabriel y mucha otra gente que estaba ahí en el suelo, y ellos se prometieron recordar los nombres de las personas que estaban en ese lugar para que si alguno sobrevivía podía hacer esto que ella estaba haciendo, ella estaba pegada a Gabriel había un amontonamiento de personas así que ella tenía muy presente a Gabriel.

Si parte de esta comisión está intentando saber acerca del tratamiento de los detenidos desaparecidos judíos esta mujer nos cuenta que efectivamente que cuando vienen a buscarlo a Gabriel para llevarlo a la tortura lo insultaban diciéndole judío, con la presunción de que tanto que la tortura como el maltrato era aún peor si es posible.

En el caso de Gabriel hemos tenido testigos del momento de la detención, del campo donde él estuvo y del momento del asesinato, esta testigo del Vesubio recuerda el momento del traslado de Gabriel.

P.A: ¿Fue en esa fecha?

J.B: Reconstruyendo la fecha, nosotras conversamos bastante tiempo después, ella no sabía que nosotros teníamos conocimiento del fusilamiento, pero sí ella puede recordar Gabriel estuvo muy poco tiempo, probablemente haya sido ese el momento que lo llevaron para el fusilamiento. Cuando nosotros supimos a raíz del juez el lugar del enterramiento de Gabriel que en realidad no era muy claro porque todo este prontuario estaba hecho con una cantidad de datos contradictorios y falsos que era muy difícil encontrar una pista. Finalmente después de muchas complicaciones porque había varios cementerios mencionados, llegamos con el equipo antropológico a ubicar una sepultura y se hizo la exhumación y se llevaron los restos al laboratorio donde trabajaba el equipo que en ese momento era la morgue de La Plata.

Era bastante complicado porque era una sepultura con varios cuerpos y además Gabriel no tenía ningún elemento que pudiera ser identificable como fracturas, nunca había tenido y su odontóloga amiga de la familia, una persona íntegra y confiable tal vez expresaba el miedo con que se vivía en esa época, destruyó la ficha odontológica de Gabriel. Por lo tanto no había ningún elemento que facilitara la identificación, era justo antes de empezar a usarse la prueba del ADN, entonces se hacía bastante difícil, hasta que el momento que en Estados Unidos comienza a usarse la prueba de ADN, que era el próximo paso que íbamos a dar y antes de poder llegar a hacer esto un juez dio la orden de que todos esos restos que estaban estudiando en la morgue fueran a una fosa común. Por lo tanto fue imposible la identificación.

P.A: ¿Hasta hoy no se pudo identificar?

J.B: No, sí se pudo identificar a la amiga de Gabriel fusilada con él, que es esta chica Akselman que los restos están enterrados en el cementerio de Flores con su madre. Bueno esto es resumidamente, algunas precisiones les puedo dar como nombres que en este momento se me fueron.

P.A: ¿Alguna vez trataron de identificar los restos otra vez?

J.B: Era imposible porque estaba un una fosa común de un cementerio así que ya no había ninguna chance.

E.Z: ¿La amiga de Gabriel fue encontrada en la misma tumba de la que supuestamente estaba Gabriel?

J.B: Supuestamente sí. Yo no puede recordar en este momento porque Leticia sí y Gabriel no, digamos con los restos de Gabriel estábamos en el momento en que hubieran podido identificarse, en ese momento lo más aproximado antes del ADN habíamos tenido moldes del hermano, del padre, y mío de las quijadas era una formas primitivas de identificación que se tenía en ese momento, que se había mandando a Estados Unidos. En aquel momento estaba en Buenos Aires Snow que era el antropólogo que había formado al equipo antropológico, es Clay Snow es el antropólogo forense que formó al primer equipo antropológico forense de Buenos Aires, con quien nosotros habíamos mantenido una relación, incluso mi hijo menor que vive en Estados Unidos continúa relacionado con él, pero no había ninguna forma.

P.A: ¿Cual fue la razón que dio el juez que ordenó el entierro en una fosa común?

J.B: Que yo sepa ninguna, o yo no la tuve. A esa altura el equipo antropológico fue tan terminante con nosotros que ya era imposible identificar los restos que no hicimos ninguna otra gestión más, en ese momento no teníamos más energía para emprender una nueva investigación con este juez, que tal vez tendríamos que haber hecho pero no hicimos.

I.K: ¿Cuánto tiempo estuvieron los restos en procesos de investigación?

J.B: Varios meses

I.K: ¿Recuerda el nombre del juez que dio la orden?

J.B: No lo recuerdo.

I.K: Es decir que en este momento sabemos que los restos están en una gran fosa.

J.B: En un osario común de un cementerio que no sé cuál es, cerca de La Plata.

P.A: ¿En este lugar se enterraron sólo NN u otros cuerpos de fallecidos?

J.B: No lo sé exactamente pero creo que era la fosa común del cementerio. En la Argentina y por la ley católica después de un tiempo las sepultaras se exhuman, las familias pueden optar por reducir esos restos y guardarlos en una urna o cuando no hay reclamo esos huesos van a una fosa común del cementerio. Supongo que la ley católica no tiene el mismo tratamiento que la ley judía pero además ésta es una disposición práctica en el sentido que no hay lugar en los cementerios. En los cementerios judíos supongo que se sigue la ley judía.

E.Z: ¿Leticia Akselman fue secuestrada con él?

J.B: No

P.A: Y la chica que fue secuestrada regresó?

J.B: Nunca se supo nada de la chica por lo menos que yo sepa.

P.A: El asesinato fue en el 76 y el juicio del juez en el 81 ¿cómo explicó el juicio con cinco años de demora?

J.B: Fueron ocho años después, este juez lo que nos explicó es que cuando él asumió en ese juzgado se encontró con este expediente, supuestamente el juez anterior había hecho todas las averiguaciones posibles y había llegado a la conclusión de que no había posibilidad de identificación y estaba archivado. El juez descubrió este archivo investigando Fátima. Fátima y Del Viso quedan cerca.

P.A: En general no se encontraron los cuerpos de los desaparecidos, se trata de comprender por qué en este caso aparecieron los carteles como de venganza que decía “soy montonero”

J.B: Como ustedes saben utilizaron todo tipo de métodos hasta los mas monstruosos y todo este expediente que yo tengo aquí si alguno le interesa les puedo proporcionar una copia, estudiándolo cuidadosamente no es más que un laberinto de trampas que producen sólo confusión y ningún esclarecimiento como por ejemplo que en distintos lugares aparecen los nombres de distintos cementerios donde supuestamente estos restos habían sido enterrados.

P.A: ¿Qué es lo principal que espera de esta comisión?

J.B: Yo pienso que si esta comisión está haciendo una investigación y un listado acerca de los desaparecidos judíos durante la dictadura quería que el nombre de mi hijo estuviera presente y como es uno de los casos que yo tenía entendido que hay mas información precisa con testigos pensaba que estos datos documentados podían aportar algo.

P.A: Al final de esta comisión se va a publicar un libro, estamos documentando y filmando y por lo menos esta parte sí la haremos.

J.B: Muchas gracias.

Capítulo 5


Seguinos en | Producción del Sitio: Lorena Lescano, Cel. 15-5247-2801 | Diseño y Programación Web: Cecilia Auer